Suscríbete

viernes, 14 de abril de 2017

La Hermandad de la Virgen del Traspaso, organiza para esta tarde un “Canto Procesional”, a cargo de la Rondalla y el Coro de Mayores


Rechazados los Presupuestos de Castilla La Mancha. Artículo de opinión de Francisco Agarrabeitia Ramírez


Francisco Agarrabeitia Ramírez.

El rechazo a los Presupuestos de Castilla-La Mancha ha generado bastante preocupación entre quienes pueden terminar perjudicados por una prórroga de los presupuestos del año anterior. La aritmética parlamentaria de nuestra región obliga a un acuerdo entre dos partidos, de la misma forma que hace dos años fue necesario el acuerdo entre PSOE y Podemos para sacar adelante la investidura y evitar así un gobierno del PP que hubiera continuado destruyendo los servicios públicos.

A principios de cada año las Administraciones Públicas elaboran sus Presupuestos, un plan que incluye el conjunto de los gastos e ingresos previstos para ese año, que se materializa en un conjunto de documentos en los que se recogen las estimaciones de gastos y de ingresos que esa administración tiene previsto realizar durante ese año. Por lo tanto representa un instrumento básico de planificación financiera a corto y medio plazo, es el marco jurídico y financiero de las administraciones públicas al que éstas deben ajustar su actividad.

Para este año 2017, y debido al retraso de los Presupuestos Generales del Estado, todas las administraciones han ido aprobando sus presupuestos ya bien entrado el año, y la administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha no podría ser una excepción. A finales de enero el gobierno regional y Podemos llegaron a un acuerdo para aprobar los presupuestos del 2017, ese acuerdo contemplaba, fue la condición que impuso Podemos, un Plan de Garantías Ciudadanas de 119 millones de euros, así como una serie de medidas que servirían para mejorar las condiciones del personal empleado público como es la recuperación del 1,5% de la tasa Cospedal (en compensación a la reducción del 3% impuesta por Cospedal en el año 2012), otras medidas estaban encaminadas a mejorar la calidad de los servicios públicos regionales, como un aumento del personal, muy mermado tras la legislatura de Cospedal, a través de una importante oferta pública de empleo a convocar una vez entrado el 2018, reducción de ratios de alumnos por aula en educación, que tras la legislatura de Cospedal son muy elevados, el plan de infraestructuras para acabar con las aulas prefabricadas de algunos colegios e institutos, un incremento de la partida para los usuarios de la ayuda a domicilio, la apertura del Centro de Atención a Personas Gravemente afectadas de Talavera de la Reina, los proyectos de hospitales de Puertollano y Albacete, aumento de ayudas para la incorporación de jóvenes a la agricultura, varios proyectos de regadío, así como algunas medidas más que todas juntas marcaban un cambio de tendencia y mejora de los servicios públicos, muy castigados desde el año 2011.

La sorprendente decisión del pasado viernes 7 de abril de los diputados de Podemos de votar en contra de los Presupuestos de Castilla-La Mancha puede provocar negativas consecuencias para las condiciones del personal y de la calidad de los servicios público al no poder materializarse las medidas incluidas en el borrador final de la ley de presupuestos. Este ha sido una cambio cuanto menos sorprendente, en dos meses han pasado de hacer una declaración a favor de los presupuestos, sobre todo por su plan de garantías ciudadanas, a criticarlos ferozmente, sin que en estos dos meses haya habido ninguna comunicación, ni nota de prensa ni comunicado en las redes sociales de Podemos, en las que anunciase ni explicase ese cambio tan radical, y con tan importantes consecuencias. Seguramente, si en algún momento hubieran advertido ese cambio de postura, se habría abierto una negociación para intentar llegar a un acuerdo similar al de enero, aunque tal vez la intención de Podemos era sencillamente dar la sorpresa sin margen de marchas atrás o de maniobra.

Cuando se aprueba o rechaza un presupuesto hay que ser consciente que esa decisión puede tener consecuencias muy importantes para las personas afectadas, en este caso la ciudadanía de Castilla-La Mancha, por lo que una decisión de ese tipo no se puede tomar en clave de política interna, en clave de interés interno para no perder apoyos internos de cara a una elección interna.

Fdo: Francisco Agarrabeitia Ramírez.