Suscríbete

martes, 26 de junio de 2018

Este jueves se inaugura el Molino Grande de Manzanares


El Molino Grande cuenta con diez espacios diferenciados que reflejan la vida en torno al molino, y la propia historia del molinero.
Molino Grande - Manzanares (C. Real)

“Conocer las raíces, cuidar las tradiciones y sembrar historia” son los objetivos del nuevo museo etnográfico que la localidad inaugura el próximo jueves, en palabras del alcalde de Manzanares, Julián Nieva. Se trata del Molino Grande, un edificio del siglo XVI también conocido como Molino Villalta. La puesta en marcha de este nuevo museo es uno de los retos que se marcó el Equipo de Gobierno desde el inicio de la legislatura. Para ello, se han realizado obras en su interior y se ha revalorizado la senda que va hacia el molino, la cual también se ha dotado de servicio eléctrico.


Molino Grande - Manzanares (C. Real)
La puesta a punto cuenta con operaciones de mantenimiento y reparación en varias zonas de humedales, y en el porche, “que tenía algún problema estructural” tal y como señala Isabel Díaz-Benito, concejala de Obras, Servicios y Embellecimiento. Sin embargo, la mayor parte del trabajo de los dos últimos año se ha centrado en la musealización del molino, que a partir de ahora podrá visitarse para conocer la recreación de la vida del molino y el molinero.


Molino Grande - Manzanares (C. Real)
“Se ha hecho un trabajo muy serio y fidedigno”, señala la edil manzanareña. El espacio está compuesto de diez estancias diferenciadas: por un lado, se encuentra el corral, por donde comienza la visita; después el porche muestra elementos relacionados con la recogida del cereal acompañados de fotos “muy antiguas y muy buenas” de gente de Manzanares de la época; en el aula de ‘pan llevar’ se muestra contenido audiovisual, un panel expositivo con los diferentes tipos de cereal que se molían y una reproducción del plano de Perola de 1616 “primera referencia gráfica explícita sobre el Molino Grande que refleja la importancia que tiene”.
Molino Grande - Manzanares (C. Real)

El museo también cuenta con la recreación de la zona de la vivienda, en la cual se encuadran la cocina y la alcoba; para recrearla “hemos contado con el testimonio del último molinero que vivió allí, Alfonso Villalta”. Y tras la antesala, se encuentran los molinos de invierno y verano. La cuadra y el ‘aula muela’ completan la infraestructura; éste último espacio además de mostrar la evolución de la molienda sirve como sala dedicada a las actividades con los más pequeños.


Molino Grande - Manzanares (C. Real)
La senda hacia el molino

Convertida en un agradable paseo para la llegada a este museo, la senda que va hacia el molino, a pesar de que se seguirá ampliando, es el inicio recomendado para comenzar la visita ya que “se pueden consultar paneles donde se nos habla de cómo era la vida de los Manzanareños, su relación con el río Azuer, la instalación de otros molinos que había en el cauce del río… es un paseo agradable que termina con la recreación de la noria”.


Los concejales municipales Silvia Cebrián, Pablo Camacho y Beatriz Labián han podido conocer de mano de la responsable de Obras cómo se ultiman lo detalles para su inauguración el próximo jueves, en una visita en la que se ha puesto en valor la musealización de este recurso local.
Molino Grande - Manzanares (C. Real)

Revivir y descubrir la forma de vida de los años 50

A través de los diferentes utensilios y aperos que conforman el museo se puede revivir la forma de vida de los años 50 y 60 en Manzanares, e incluso anterior. “Los mayores pueden revivir la que era su forma de vida, y los niños y niñas van a descubrir muchas cosas de antes”, señala la concejala de Obras.


La mayor parte de los elementos etnográficos han sido donados por Donato Camacho, conocido como “Menano”, pero también se ha contado con la colaboración de muchas otras personas e instituciones como la Diputación de Ciudad Real para esta puesta en marcha, y la propia donación del edificio en el año 2011 por parte de Juan Antonio Giraldo.


Molino Grande - Manzanares (C. Real)
“Hay personas que aún recuerdan haber ido al Molino Grande a moler o a comprar, y para nosotros es un orgullo que allí quede ese testimonio”, señala Díaz-Benito.


Algunos de los utensilios más curiosos que se pueden encontrar son una aventadora o ablentadora, en un estado de conservación muy bueno; también se pueden encontrar una trilla, la limpia, o las piedras de moler, solera y volandera, entre las decenas de objetos que alberga el museo.


Los testimonios en video de los que está dotado, además de contar la vida en torno al molino, también recuerda el vocabulario propio vinculado a este trabajo.
Molino Grande - Manzanares (C. Real)

Aquellos años y aquellas fotos. II Feria Provincial del Campo de Manzanares


La ampliación y mejora de las infraestructuras de Fercam permiten instalar 202 expositores en esta edición


El Ayuntamiento ha ampliado el espacio para expositores, instalado fibra óptica en el recinto ferial, se han realizado intervenciones en parcelas y mejorado la pintura e iluminación


Fercam ultima su puesta a punto con reformas en sus instalaciones que permiten que este año se amplíe en un 10% la participación de expositores, llegando a los 202, cifra récord para la organización. El concejal de Ferias Comerciales y director de la Feria Nacional del Campo, Pablo Camacho, se muestra muy satisfecho por la presencia que la feria tiene a nivel nacional, y asegura que para conseguirlo también es necesario mantener y mejorar las infraestructuras que la albergan: “no vale de nada hacer una intervención cada diez años, y olvidarnos durante nueve de ellos”.


El principal cambio del recinto de Fercam afecta al espacio disponible para expositores; con un recinto de más de ciento veinte mil metros cuadrados, y un Pabellón de Muestras de dos mil metros cuadrados, las empresas expositoras de los distintos sectores presentarán las variedades de sus productos ahora también en un espacio ampliado junto al Pabellón de Muestras, “hemos cogido un 30% del aparcamiento de expositores para delimitar dos nuevas parcelas; una de ellas va a ser utilizada por el sector de la automoción, y en la otra vamos a meter a unos 20 expositores del sector agroalimentario”. La ampliación responde al compromiso del Equipo de Gobierno y del alcalde de Manzanares, Julián Nieva, que se subrayó en el cierre de la pasada edición. Con este aumento del espacio, aumenta el número de expositores y se reduce la lista de espera de participantes, especialmente en el sector agroalimentario.


Por otro lado, este año se ha afrontado la segunda fase de instalación de fibra óptica en el recinto ferial, que dota de conexión de internet a máxima velocidad a las empresas con el objetivo de que “puedan hacer su trabajo de la mejor forma posible”.


Beatriz Labián & Pablo Camacho - Manzanares 26-06-18
También se ha intervenido en algunas parcelas, puesto que por el paso del tiempo eran necesarias ciertas reformas, especialmente en lugares donde algunas ramas de árboles habían deteriorado su estado; y se han realizado tareas de pintura y jardinería con arreglo al segundo Plan de Empleo Municipal que el Ayuntamiento ha puesto en funcionamiento con recursos propios, “lo cual está permitiendo que al mismo tiempo que mejoramos el aspecto del recinto ferial, muchas personas de Manzanares pueden encontrar una opción laboral”, destaca Camacho.



A estos trabajos se unen los realizados en materia de iluminación del recinto para que las instalaciones estén “en perfecto estado”. La portavoz del Equipo de Gobierno, Beatriz Labián, ha visitado junto al responsable de la feria todas las mejoras que se están llevando a cabo antes del inicio de esta edición, que dará su pistoletazo de salida el próximo día 4 de julio presidido por José Luis Martínez Guijarro, vicepresidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.


Una feria que crea empleo

Además del personal que está llevando a cabo las tareas de mantenimiento y mejora de las infraestructuras, Fercam también contará con 40 jóvenes que trabajarán como azafatas y azafatos para desarrollar tareas de atención al público, principalmente. La selección se ha realizado mediante sorteo público para asegurar la transparencia en el proceso. Este año, al igual que en las tres últimas ediciones, dos personas usuarias del Centro Ocupacional, a través de un convenio con Almida (Centro Especial de Empleo para la Integración Social y Laboral de las personas con discapacidad) también van a trabajar durante los cinco días de la feria.


“A todos los trabajadores y trabajadoras que están interviniendo en estos días de tanto calor para la puesta a punto del recinto ferial de Fercam, como director de la feria, pero también como concejal de Personal, quiero darles las gracias” subraya Pablo Camacho muy satisfecho con las tareas que están realizando estos “magníficos profesionales”.

Un extremo y un pivote de la cantera renuevan por el B.M. Manzanares

Blas - Balonmano Manzanares
Blas - Balonmano Manzanares