Suscríbete

viernes, 19 de septiembre de 2014

El Sr. Alcalde pretende, en apenas cinco meses y medio, acabar estas obras con la intención de poder hacerse la foto de cara a los próximos comicios.



LA REFORMA DE LA PLAZA DE LA CONSTITUCIÓN Y ALEDAÑOS  SE VA A DESARROLLAR POR UN SIMPLE INTERÉS ELECTORALISTA.
Plaza de la Constitución de Manzanares.

Nota de Prensa: Felipe Molina, vocal de Liberales e Independientes por Manzanares (LIM) ofreció una rueda de prensa en la que trató dos asuntos. Por un lado, respecto a la inminente reforma de la Plaza de la Constitución y aledaños, destacó que desde el LIM siempre se ha considerado que la remodelación del 2.009 promovida por el Plan E de Rodríguez Zapatero fue un rotundo fracaso, por no ser un proyecto que correspondiera a una plaza típica manchega, sin vegetación alguna, y porque, desde el punto de vista técnico la obra fue una auténtica “chapuza” por la pésima calidad del suelo, lo cual se ha traducido en roturas continuas de baldosas a lo largo de los últimos años.

Se considera que en el nuevo proyecto, el Equipo de Gobierno se ha dejado llevar por la improvisación…


Felipe Molina. Vocal del LIM
Desde el LIM se considera que en el nuevo proyecto, el Equipo de Gobierno se ha dejado llevar por la improvisación, el corto plazo, las prisas, y, a fin de cuentas, por el electoralismo. La realidad es que las próximas elecciones están a la vuelta de la esquina y el Sr. Alcalde y su Equipo apenas tiene nada positivo en infraestructuras que ofrecer al pueblo. Manzanares, en estos tres últimos años ha cambiado, pero a peor: en plena crisis económica pagamos más impuestos que nunca, los servicios se han encarecido y tenemos el Equipo de Gobierno más caro de la historia de Manzanares. Es por eso que desde Liberales e Independientes por Manzanares entendemos que el Sr. Alcalde pretende, en apenas cinco meses y medio, acabar estas obras con la intención de poder hacerse la foto de cara a los próximos comicios. El LIM considera que el proyecto debería de haber sido más global e integral, debiendo haber arreglado el suelo después de haber arreglado, de alguna forma, tanto las fachadas que dan a la plaza como lo soportales de la misma, así como que se debería de haber buscado alguna solución al cableado que tanto la afea.

En plena crisis económica pagamos más impuestos que nunca, los servicios se han encarecido y tenemos el Equipo de Gobierno más caro de la historia de Manzanares…


En la misma línea, Felipe Molina criticó que tanto el Sr. Alcalde, Antonio López de la Manzanara, como el concejal de cultura, Sr. Gaitero, apenas hayan hecho nada para haber conseguido que tanto el Obispado como la Junta hubieran arreglado, en la medida de lo posible, la fachada de la Iglesia de la Asunción. Consideró Felipe que de Antonio López de la Manzanara, que se plegó a las directrices de su partido para ir en contra de los intereses de nuestro Hospital, poco se puede esperar respecto a que hubiera conseguido algo más de la Junta en este tema. Por lo que se refiere a las calles aledañas de la Plaza, desde el LIM se considera que su estado es aceptable y que no es necesario gastar dinero público, vía impuestos o vía deuda, en su arreglo, ya que el empedrado de basalto le da a la zona un aire típicamente manchego.
Plaza de la Constitución. Manzanares

Además, las obras no incluirán ninguna mejora en la fachada del Templo.

Concluyó Felipe este asunto comentando que el Sr. Antonio López de la Manzanara está incumpliendo flagrantemente su promesa de gestión austera, debido al endeudamiento al que nos va a condenar por valor de otros casi cinco millones de €uros.

Por otro lado, el LIM considera una prioridad la mejora del IES Sotomayor.

En otro orden de cosas, dijo Felipe que una actuación necesaria para Manzanares sería la remodelación y mejora del Instituto de Enseñanza Secundaria Álvarez de Sotomayor, dado el estado de deterioro de sus instalaciones. Debería de ser una inversión prioritaria de la Junta de Comunidades, ya que el edificio principal dentro de poco cumplirá sesenta años y evidentemente el paso del tiempo ha hecho mella en la edificación.