Suscríbete

jueves, 10 de octubre de 2013

"hay que mantener al populacho entretenido mediante guerras constantes y juegos circenses, de lo contrario empezarán a pensar y SE NOS ECHARÁN ENCIMA..."



 “panem et circenses” (pan y circo) del Imperio Romano, han sido muchos los gobiernos que han alentado esa suerte de distracción para el pueblo. En el anterior régimen, el fútbol y los toros servían de espectáculo para distraer las ansias de libertad o el descontento popular; pero no solo de pan y circo, y de fútbol y toros vive el hombre.
Una vez que han pasado estas II Jornadas Medievales aparecidas el año pasado como por arte de magia del mago Merlín, quizás deberíamos hacer por parte de todos un balance sobre las mismas  desde distintos puntos de vista y realizarnos varias preguntas.

Quizás los verdaderos triunfadores de estas jornadas hayan sido los bares y restaurantes de la localidad por lo cual nos alegramos, ya que los cuales han recibido un nuevo empujoncito para su negocio lo mismo que lo fue la Semana de la Tapa y otros eventos similares habidos y por llegar que parecen diseñados especialmente para la hostelería. Claro que siempre hay un pero, y no están contestos del todo ya que dicen que “la gente se pide un botellín y se tira una hora con él” lo que hace que parezca que hay mucha gente pero el resultado final en la caja de los cuartos no es muy satisfactorio.

El resto de entramado comercial de la localidad, salvo los artesanos que han estado presentes en la Plaza de Santa Cruz y no todos,  no han visto reflejados de manera positiva en sus ingresos la repercusión de la celebración de esta fiesta.
Con toda seguridad los organizadores nos hacen y nos harán llegar la idea de que todo ha sido un verdadero éxito de participación estando prácticamente todo Manzanares en la calle; y puede que sí, que muchos ciudadanos de Manzanares se han echado a la calle durante este fin de semana, pero sería conveniente diferenciar como y su índice de participación en las fiestas. 

Por un lado hemos visto a los que no tienen ningún problema económico y han llenado los bares y restaurantes a todas horas (aunque según los empresarios, más figurando que consumiendo). 

Luego los que de manera esporádica se han tomado una cerveza en el sitio más barato posible ya que el bolsillo no da para más y a pasear se ha dicho. 

Y  finalmente hemos visto, como suelen recordarnos desde algunos estamentos a “la mayoría silenciosa” que han salido a pasear y ver, porque sus posibles no dan ni para una cerveza, un chorizo asado y mucho menos para comprar alguna pieza de artesanía, tan sólo paseo arriba y paseo abajo y con cuidado de no romper las tapas de los zapatos.


Que en los actos preparados con motivo de estas II Jornadas Medievales haya habido mucha gente no quiere decir que hayan sido un éxito o que todos estén a favor las mismas y seguro que muchos de los que están a fovor lo estarían menos todavía si se les dijera lo que realmente han costado, máxime cuando infinidad de familias de Manzanares tienen verdaderos problemas para poder llegar a final de mes. No quiero decir con esto que no estemos a favor de esta fiesta, (que por cierto no podemos considerar popular, porque no ha salido del pueblo, sino que ha sido impuesta y organizada desde los poderes públicos), si no, que tal vez habría que plantearse algo de austeridad en la misma, sobre todo dadas las circunstancias económicas adversas y que tanto gusta recordar a algunos políticos en otras circunstancias y recortarnos de cosas básicas como son la educación, sanidad, educación o servicios sociales.

Desde el “panem et circenses” (pan y circo) del Imperio Romano, han sido muchos los gobiernos que han alentado esa suerte de distracción para el pueblo. En el anterior régimen, el fútbol y los toros servían de espectáculo para distraer las ansias de libertad o el descontento popular; pero no solo de pan y circo, y de fútbol y toros vive el hombre.


Que las II Jornadas Medievales puedan haber sido un éxito, no solucionan los problemas que en este caso tiene Manzanares y sus vecinos, y mantener al pueblo entretenido para que no piense en la realidad que les rodea no es la solución.

Hace 2.000 años Julio César ya decía "hay que mantener al populacho entretenido mediante guerras constantes y juegos circenses, de lo contrario empezarán a pensar y SE NOS ECHARÁN ENCIMA..."


El Manzanares F.S. "Quesos el Hidalgo" frente al Gran Peña Tecnoy F.S. de Madrid en la 5ª jornada


El Balonmano Manzanares finaliza su preparación para la liga frente al B.M. Azuqueca