Suscríbete

jueves, 14 de enero de 2016

El Gobierno regional destaca la rapidez de las actuaciones técnicas en la identificación y control del brote de legionela en Manzanares



Fernández Sanz explica que la respuesta al brote, la asistencia sanitaria y la información que se ha proporcionado desde la Consejería de Sanidad ha sido proactiva y gradual
Jesús Fernández Sanz. Cortes Regionales. Toledo 14-01-16


Toledo, 14 de enero de 2016.- El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha destacado la rapidez con la que el Gobierno Regional ha actuado en la identificación y control del brote de legionela en Manzanares, porque “éramos conscientes de que era crucial que cuanto antes actuáramos en la identificación y control del brote, menor incidencia tendría el mismo sobre la población”.


Así, ha agradecido el trabajo de los técnicos de Salud Pública y del personal sanitario y no sanitario del Área Integrada de Manzanares para que la respuesta haya sido tan positiva a pesar de la incidencia del brote y el número de personas afectadas, que ha alcanzado a 237 personas.


Fernández Sanz ha afirmado que la respuesta al brote, la asistencia sanitaria y la información que se ha proporcionado por parte de la Consejería se ha llevado a cabo de forma proactiva y gradual.


Así, ha recordado cómo antes incluso de conocerse la magnitud del brote se había  puesto en marcha un plan de respuesta que a la larga ha sido de gran utilidad, tanto para localizar el origen del brote y controlarlo, como para responder a las  necesidades sanitarias de los afectados.


En ese sentido, ha reafirmado que se ha informado de la aparición del brote “justo en el momento que había que hacerlo”, entendiendo que era crucial actuar con premura “pero trasladando un mensaje de confianza y tranquilidad a la ciudadanía”.


Como ejemplo de ello, ha explicado Fernández Sanz, está la información que se publicó el 14 de diciembre sobre la seguridad para el consumo del agua potable de la localidad, rogando a la ciudadanía no hacer caso de informaciones no contrastadas que pudieran causar alarmas infundadas.


El consejero ha reiterado que desde el inicio del brote de legionela se ha mantenido información diaria a los medios de comunicación sobre las posibles fuentes de contagio o la evolución del brote (número de afectados, ingresos en hospitalización y en UCIs, defunciones, y cuantas cuestiones se han planteado) agradeciendo su colaboración en ayudar a mantener la calma de la población.

El Ejecutivo felicita la labor de los técnicos de Salud Pública y del personal sanitario y no sanitario del Área Integrada de Manzanares para dar respuesta al brote epidemiológico de legionela

Actuaciones epidemiológicas

Respecto a las actuaciones técnicas llevadas a cabo desde que surgió el brote, el 11 de diciembre,  el consejero recordó que el miércoles 30 de diciembre, y a partir del informe de los resultados iniciales del Laboratorio de Secuenciación Genética de la Unidad Mixta de Infección y Salud Pública de la Universidad de Valencia, se confirmó la positividad en legionela de la fuente ornamental de la estación de autobuses de Manzanares, identificándose al menos dos cepas de legionela que, en principio, pudieran estar relacionadas con las cepas aisladas en pacientes. Aunque todo quedaba a la espera de las pruebas complementarias que se estaban llevando a cabo en el mencionado laboratorio.


En ese informe se confirma también que la torre de refrigeración de una empresa privada del polígono industrial estaba contaminada con legionela, aunque, hasta ese momento, no se relacionaba con las cepas de los enfermos con las que se había comparado.


Esos datos confirmaban igualmente los resultados microbiológicos obtenidos por el Laboratorio de Salud Pública de Talavera de la Reina coincidiendo con los análisis epidemiológicos realizados por la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad.


Asimismo, ha afirmado que en los últimos días, con el brote ya controlado y como medida preventiva, aun a pesar de no encontrarse ninguna incidencia o anomalía en la red de agua potable de Manzanares, se acuerda con los expertos que colaboran con esta Consejería en la resolución del brote, el elevar los niveles de cloro (no superando en ningún caso los fijados por la normativa legal) como medida preventiva de carácter general para evitar la aparición de nuevos casos en el futuro.


Jesús Fernández Sanz. Cortes Regionales. Toledo 14-01-16
Por último, Fernández Sanz ha informado que hoy se está manteniendo una  reunión con expertos epidemiólogos, tanto del Ministerio de Sanidad como de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Madrid, Valencia, Murcia y Castilla y León, así como del Instituto de Salud Carlos III para que junto con los profesionales de la Consejería, se revisen los protocolos llevados a cabo y se extraigan conclusiones que sirvan al resto de comunidades  sobre las actuaciones a llevar a cabo, en caso de que surja un brote como el de Manzanares en cualquier otro punto de España.



Actuaciones asistenciales

Fernández Sanz ha afirmado que a nivel de asistencia sanitaria, se han desplegado, desde la aparición de los primeros casos, los recursos asistenciales necesarios en cada momento para hacer frente a este brote.


“Tanto en materia de recursos humanos como materiales, hemos adaptado nuestras capacidades para dar una respuesta eficiente y comprometida con las necesidades de las personas que se han visto afectadas por este brote”, ha afirmado el consejero de Sanidad.


En el mismo sentido, ha recordado cómo conforme aumentaba la presión asistencial registrada en los diferentes dispositivos sanitarios dependientes de la Gerencia de Atención Integrada de Manzanares, desde la Consejería se pusieron en marcha los mecanismos oportunos, que permitieron aumentar de forma gradual los recursos necesarios para dar la mejor asistencia a las personas afectadas, así como mantener el resto de servicios asistenciales del Hospital Virgen de Altagracia y de Atención Primaria de Manzanares.



Actuaciones futuras

Para concluir, el consejero de Sanidad cree necesaria la celebración de un debate sobre la vigilancia y control de los posibles focos potenciales de contaminación, que revise la normativa estipulada en el Real Decreto 865/2003 del 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.


Jesús Fernández Sanz.
“Entendemos que es susceptible de discusión el carácter de instalación de bajo riesgo que en este Real Decreto se da a las fuentes ornamentales, considerando que, y no únicamente a partir de la experiencia de Manzanares, este tipo de instalaciones deberían ver elevado su nivel de riesgo. Creemos importante elevar esta cuestión al Consejo Interterritorial de Sanidad y entiendo que es una cuestión que se está debatiendo en la reunión que les he comentado se está celebrando hoy en la Consejería de Sanidad”, ha afirmado Fernández Sanz.


“Algunos pueden haber buscado en nuestra actuación síntomas de debilidad y motivos para la crítica, pero detrás de todo nuestro trabajo existe un proceso de toma de decisiones razonada y responsable, y entendemos que la ciudadanía lo ha visto de esa forma y ha visto reforzada su confianza en un sistema sanitario que ha sido capaz de enfrentar y controlar el brote, además de responder eficientemente a las necesidades sanitarias de las personas afectadas”, ha concluido el consejero de Sanidad.
 

Declaraciones del Alcalde de Manzanares Julián Nieva, tras asistir en las Cortes Regionales al pleno de hoy donde se ha tratado el brote de Legionela en nuestra localidad

El periodista y director de la Escuela de Ciudadanos, Román Orozco, reflexiona sobre la gestión política del brote de legionella en la Cadena Ser


La bacteria del rumor. Román Orozco


Román Orozco.
La legionela ha azotado a Manzanares en estas fiestas navideñas. Desde que el 11 de diciembre se detectaron los primeros afectados, 237 personas han sido contagiadas. Han fallecido cuatro personas, todas ellas de edad avanzada, que además sufrían otras patologías. Un mes después, solo cuatro personas permanecen ingresadas (llegó a haber más de 40). Desde hace una semana no se registra ningún nuevo caso.

Este es el parte médico que deja por ahora la bacteria de la legionela en Manzanares. Otra cosa es el parte político. Titubeante en los primeros días, debido entre otras causas a la lógica demora de los diversos análisis realizados, la Dirección General de Salud Pública de la Comunidad ofreció un parte diario del desarrollo de la enfermedad.

Paralelamente, las llamadas redes sociales hervían con acertados comentarios, lógicos interrogantes sobre el alcance de la epidemia y también rumores y mentiras lanzados con la intención de deteriorar al gobierno municipal y regional, ambos socialistas.

Dirigentes del PP aumentaron el número de afectados y fallecidos, sin aportar la más mínima prueba. Carlos Cotillas, presidente del PP provincial, y los dirigentes locales de este partido, lanzaron sospechas sobre la fiabilidad de los datos oficiales. En un alarde de suprema irresponsabilidad, sembraron más alarma de la lógica existente, solo para obtener un rédito político.

 Es curioso que hayan sido precisamente los dirigentes de un partido que redujo, bajo el mandato de Cospedal, en 2.500 el personal sanitario, quienes ahora se quejen del colapso del centro hospitalario manzanareño. Es curioso que estos dirigentes salgan en defensa del personal que trabaja en ese hospital, cuando hace muy poco tiempo quisieron privatizarlo.

Como ha señalado el presidente de la Comunidad, García Page, ante un problema grave de salud, hay que “atender a los criterios técnicos, y la política, cuanto menos, mejor”. Politizar y manipular la crisis de la legionela en Manzanares es un grave error. Las mentiras y los bulos lanzados, una torpeza del PP que aún no parece haberse recuperado de haber perdido el poder en Manzanares y en la Junta de Castilla-La Mancha.

Las bacterias se combaten con antibióticos. Los rumores, con la verdad.