Suscríbete

lunes, 16 de marzo de 2020

Las Limpiadoras sanitarias y el coronavirus son invisibles


No somos heroínas. Somos hijas, madres, abuelas y, sobre todo, seres humanos conscientes de que nuestro humilde trabajo puede salvar vidas.
https://www.diariodelaire.com/2020/03/las-limpiadoras-sanitarias-y-el.html?fbclid=IwAR0gAihsx5y60035oeLwMKpAB5er0AziqzOo3goHvw_nJR7w1QzGhk8OYAc

Interesante artículo del Blog "El Diario del Aire"

                                                                  

Ana Cuevas

¿Saben que tenemos en común las limpiadoras sanitarias y el coronavirus? : La invisibilidad. Nadie nos ve pero ambos desarrollamos nuestra tarea en silencio. La del virus que nos trae a todos de cabeza consiste en infectar y expandir la enfermedad con la eficiencia que caracteriza a los microorganismos. La de las limpiadoras, atajar y plantar cara a la pandemia con poco más que una bayeta y un producto hiperclorado.


En los protocolos que se dictan desde sanidad se nos considera personal de bajo riesgo. Es bien sabido que somos una super-raza, la de la limpieza, que resulta inmune a los riesgos a los que se ven expuestos el resto de los trabajadores sanitarios. O así debe serlo puesto que desde las empresas subcontratadas que pagan nuestros sueldos con dinero público no se está mostrando el menor interés en formar adecuadamente a sus trabajadores.


Obviando que se nos considere personal sacrificable a nosotros y nuestras familias, quizás alguno de los cráneos privilegiados que coordinan esta crisis no ha reparado que con el desconcierto y falta de pautas concretas estemos contribuyendo a ser colaboracionistas con el famoso Covid19.


Ante una emergencia de este calibre, lejos de agradecer, tranquilizar y proteger a las plantillas de limpieza sanitaria, las empresas y los mandos intermedios se lavan las manos (más exhaustivamente que Pilatos)  deniegan refuerzos humanos y no se plantean proporcionar materiales tan necesarios como mascarillas, gafas, guantes o batas sabiendo que el servicio público sanitario está desbordado y carece de estas medidas básicas para sus propios empleados. Incluso algunos de estos "encargados/as", responden a la preocupación mostrada por la falta de personal, información y medios con amenazas más o menos veladas sobre la posibilidad de rescindirles el contrato.
En los últimos pliegos de condiciones advertimos al servicio aragonés de SALUD que los recortes en limpieza pueden matar. Nadie nos escuchó.


Las empresas pujaron a la baja y los responsables de nuestra salud dieron por bueno que un ahorro en limpieza era una nonada que no acarrearía consecuencias para la prestación del servicio. Así se recortaron plantillas con la bendición de la Consejería pese a que lo que estaba en juego, como ahora se demuestra, era la vida de los pacientes. 


No tenemos miedo. No más que a otras enfermedades con las que nos toca lidiar a diario. Pero no podemos hacernos responsables de la dejación e incompetencia de las empresas que se llenan las buchacas con nuestro trabajo y de la absoluta falta de empatía con la que la mayoría de las encargadas y encargados de limpieza están gestionando este asunto.


Tampoco nos sentimos respaldadas por nuestros comités de empresa, más interesados en seguir manteniendo el culo atornillado a sus privilegios y horas sindicales que en defender los derechos de quienes les han votado.


Las limpiadoras acudimos cada día a nuestros puestos de trabajo como soldados desarmados que van a las trincheras. El exceso de trabajo y el estrés están minando nuestras filas. Y desde la retaguardia, nuestras jefas, lejos de proporcionarnos chalecos anti-virus y palabras de ánimo, nos apuntan para que avancemos a cuerpo descubierto a colocarnos en primera línea de fuego.


Dicen que  en las situaciones excepcionales se conoce la verdadera naturaleza de las personas. Puede que las limpiadoras seamos invisibles. Menos que nada para algunos gerifaltes. Sin embargo somos la primera barrera de contención que puede evitar contagios a la ciudadanía.


No somos heroínas. Somos hijas, madres, abuelas y, sobre todo, seres humanos  conscientes de que, nuestro humilde trabajo, puede salvar vidas.También tenemos memoria. Y cuando todo esto pase llegará el momento de purgar a los que han demostrado su incompetencia y falta de humanidad.


¡La limpieza no se vende ni achanta! Pero ahora nos toca ser valientes y defenderla de los mercaderes de la salud y los estómagos agradecidos. ¡Mucha fuerza!  ¡Tod@s junt@s compañer@s!


No olvidaremos a quienes nos hoy traicionan. Pero esa será otra guerra. Y los que tendremos enfrente son más cobardes que las ratas. Ellos sí que son menos que nada.

Suspendida la Semana Santa 2020 de Manzanares


La Asociación de Cofradías de la Semana Santa de Manzanares, da por suspendida las celebraciones y actos tanto previos como propios de la Semana Santa.
Procesión del Silencio - Semana Santa de Manzanares (C. Real)
 

Procesión del Silencio - Semana Santa de Manzanares (C. Real)

Castilla-La Mancha confirma 567 los casos confirmados por coronavirus y eleva a 17 los fallecimientos en la región


Por provincias, Guadalajara tiene 137 casos, Toledo, 133; Ciudad Real, 127; Albacete, 126 y Cuenca, 44.

La tasa de letalidad en Castilla-La Mancha es del 3 por ciento, por debajo de la tasa nacional.

Toledo, 16 de marzo de 2020.- El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Dirección General de Salud Pública, ha confirmado que se elevan a 567 los casos confirmados por coronavirus COVID-19.

Por provincias, Guadalajara tiene 137 casos, Ciudad Real, 127; Toledo, 133; Albacete, 126 y Cuenca, 44.

Asimismo, se elevan a 17 los fallecidos, cinco en la provincia de Albacete, siete en Ciudad Real, dos en Cuenca y tres en la provincia de Toledo.

La tasa de letalidad del COVID-19 en Castilla-La Mancha es del 3 por ciento, por debajo de la tasa nacional.

Por otro lado, un total de 12 personas de esos 567 casos confirmados, se consideran curados.

Actualmente hay 207 casos en planta hospitalaria, 23 en Unidades de Cuidados Intensivos y 252 casos en aislamiento domiciliario.

Recomendaciones
En caso de tener síntomas leves de Covid-19 -fiebre, tos seca o dificultad para respirar- las recomendaciones generales a la población son:
-      Quedarse en casa.
-      Vigilar su estado de salud.
-      Medirse la temperatura.
-      Tomar antitérmicos habituales.
-      Extremar las medidas de higiene.
-      Evitar el contacto con las personas con las que se convive para evitar el contagio.

Es esencial extremar las medidas de higiene principalmente con el lavado de manos con jabón o solución con alcohol, taparse con el codo al toser o estornudar, usar pañuelos desechables y desinfectar las superficies. 

También es importante recordar la importancia de quedarse en casa, no participar en encuentros con familia o amigos y saludar evitando el contacto cercano.

El conjunto de medidas que se están tomando tienen como objetivo último frenar la expansión del coronavirus y proteger a los más vulnerables para lo que se necesita la implicación de toda la ciudadanía.

A través de la página https://sanidad.castillalamancha.es/ciudadanos/enfermedades-infecciosas/coronavirus se ofrece toda la información disponible hasta el momento.