Suscríbete

lunes, 29 de diciembre de 2014

Aquellos años y aquellas fotos. Uno de los muchos equipos de fútbol del Club Jace.

Equipo de Fútbol del Club Jace. Años 70.

Cerrada con brillantez la actividad artística de la Asociación Músico Cultural “Julián Sánchez Maroto” con el extraordinario concierto de fin de año.



                              GRAN CONCIERTO DE FIN DE AÑO


La Banda de Música de la Asociación Músico‐cultural “Julián Sánchez‐Maroto” cerró con brillantez su actividad artística del 2014 con un gran concierto que destacó por la variedad de su programa y la buena entrada de público.


Poco después de las 20.00 horas del pasado sábado la Banda de Manzanares tomó el escenario del Gran Teatro ante una abarrotada sala, dispuesta a dar lo mejor de sí misma. La presentadora, Nieves López, pasó a entregar un premio que había quedado pendiente en la pasada Gala de la Música, el del  Componente con mayor proyección artística. El seleccionado, elegido por votación secreta del Grupo Artístico de la asociación, fue Diego García‐Pliego García‐Muñoz, joven saxofonista que en la actualidad se encuentra realizando un Master en técnicas contemporáneas musicales en la ciudad austríaca de Graz. Tras unas acertadas palabras del galardonado, se dio paso al concierto.


La obertura “Candide”, de Leonard Bernstein, sirvió como introducción a la obra fuerte del concierto, el Gran Danzón para flauta solista y orquesta de Paquito D´Rivera. Se trata de una obra realmente exigente que mezcla las músicas folklóricas cubanas con técnicas compositivas de vanguardia, y que precisó de una modificación en la disposición de la banda sobre el escenario . Ejerció como solista el propio autor de la adaptación para banda de música, el flautista cubano afincado en España Carlos Cano, cuya virtuosa interpretación arrancó una gran ovación en el numeroso público que llenaba el Gran Teatro. Como bis, el solista interpretó una pieza más de Paquito D’Rivera, en esta caso para flauta y piano, acompañado por Hernán Milla.

Tras el descanso, muchos músicos regresaron al escenario ataviados con atrezzo navideño en sus instrumentos e indumentarias, signo inequívoco del cambio en la dinámica del concierto, que se centró en los bailes de salón. Se interpretaron el “Vals del Emperador”, de J. Strauss; “Libertango”, de Astor Piazzolla; “Perfidida”, de A. Domínguez; la selección de temas de Glenn Miller “Glenn Miller Story” y el mambo “St. Marteen”, de la obra “Caribbean Concerto” de Keevs Vlak. Acompañaron a la banda dos bailarines profesionales, Cristina Oviedo y Chema Díaz, quienes aportaron una bonita nota de color visual al espectáculo.


Como no podía ser de otra forma en un concierto de fin de año, el bis no se hizo esperar, y la banda interpretó la célebre “Marcha Radetzsky”, de Johann Strauss, que fue acompañada por las palmas del público. Justo antes de comenzar la pieza, el director de la formación Pedro Manuel Delegido aprovechó para dedicar la obra a dos grandes amigos y seguidores incondicionales de la banda, que por supuesto se encontraban entre el público: Eusebio y Sebastián.


La siguiente cita con la música no se hará esperar, será el próximo 3 de enero a las 19.00 horas, en el Gran Teatro. La Banda Juvenil de Formación de la asociación, junto con miembros de la Semana del Rock y la Escuela Municipal de Música “Guillermo Calero”, pondrán en escena el espectáculo “Laniakea”, que pretende realizar una revisión del concierto para banda tradicional de la mano de los más jóvenes. La banda será dirigida por Eduardo Gallego, director titular de la formación. El espectáculo ha sido coordinado y desarrollado por el joven músico manzanareño Enrique Labián, tratándose por tanto de un proyecto creado por para jóvenes, y que además tiene un fuerte componente solidario al destinarse parte de la recaudación de la taquilla a la ONG “Sonrisas y Montañas”.


Plantilla del Manzanares F.S. "Quesos el Hidalgo" - Hoy: Miguel Ángel Sánchez-Migallón Villena. "Villena"