Suscríbete

viernes, 12 de enero de 2018

Manzanares se suma a la campaña de la DGT sobre vigilancia y control de las condiciones del vehículo



El envejecimiento del parque móvil y un mal mantenimiento del vehículo puede multiplicar hasta por dos el riesgo de fallecimiento en caso de accidente


El Ayuntamiento de Manzanares, a través de la Policía Local, colaborará entre el 15 y el 21 de enero con la Dirección General de Tráfico (DGT) en su nueva campaña de seguridad vial sobre vigilancia y control de las condiciones de los vehículos, especialmente neumáticos, alumbrado, placas de matrícula e ITV.


La Policía Local establecerá controles en días, horarios y lugares alternos para desarrollar esta campaña de control y vigilancia al objeto de colaborar con los objetivos de la Dirección General de Tráfico de reducir siniestralidad, accidentes y muertes tras los últimos repuntes de víctimas contabilizados en 2016 y 2017.


Según los estudios ofrecidos desde la DGT, tanto la antigüedad del vehículo como la falta de mantenimiento se convierten en un importante factor de riesgo y de siniestralidad, especialmente en vehículos de más de 10 años. Por ello, los principales elementos de seguridad del vehículo, como el estado de las ruedas, frenos, luces y señalización, así como la ITV serán los objetivos de control de esta campaña.


Según el RACE, el 33% de las salidas de vía de vehículos se debe a defectos en los neumáticos, ya que son el único contacto con la carretera y su adherencia es fundamental en el empuje, frenada, dirección, amortiguación y deslizamiento lateral. Es importante comprobar habitualmente la presión de las ruedas y que la profundidad de la ranura tenga un mínimo de 3 milímetros, siendo el límite legal de 1,6mm.


El alumbrado y señalización es nuestra garantía de ver y ser vistos, por lo que afecta a todos los usuarios de las vías públicas y nuestra seguridad. El 90% de los datos que percibe un conductor son a través de la vista, de ahí la importancia de un buen estado de los elementos de señalización y de un uso correcto del alumbrado, especialmente en las puestas y salidas de sol, nieblas, túneles, carriles reversibles y en circunstancias de visibilidad limitada. Por ello se recomienda cambiar las lámparas cada 2 años y mantener limpios faros y pilotos, por lo que es una inversión modesta que nos ofrece grandes resultados en seguridad.


Se controlarán el estado de las matrículas para que sean legibles y no estén deterioradas. En caso contrario conlleva una infracción grave y, en caso de manipulación, puede acarrear hasta 6.000 euros de sanción y la pérdida de 6 puntos.


Por último, la Policía Local controlará también que se tenga en vigor la ITV y la documentación del vehículo para garantizar que solamente circulan por las vías urbanas aquellos que están en condiciones técnicas y de seguridad para hacerlo. Según los últimos estudios, el 24,1% de los vehículos tenían problemas de alumbrado y señalización, el 21,7% en neumáticos y suspensión, el 14,7% en frenos y el 13,3% por exceso de emisiones contaminantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario