Suscríbete

domingo, 18 de junio de 2017

12 palomas. Artículo de opinión de Pedro María Castellanos



Si hay algo de lo que podemos presumir en Manzanares, es de tener mucho vino y muchas palomas. El potencial de nuestros caldos es obvio, a tenor de las numerosas medallas de calidad que reciben.  El potencial de nuestras palomas es igual de obvio, a juzgar por la cantidad de “medallas” que dejan en nuestras aceras, balcones y terrazas. Con la diferencia de que, mientras las primeras medallas dan prestigio a nuestra localidad, las segundas nos avergüenzan y, además, son tóxicas.


Hace dos años, en los albores de la actual legislatura, un recién llegado concejal llamado Jerónimo Romero Nieva, de un partido con una forma de entender la política nada usual, lanzó una pregunta en un Pleno Municipal que a muchos dejó descolocados. Este concejal, Portavoz del Grupo Municipal de UPYD, puso sobre la mesa un problema ya grave por aquel entonces y del que muchos vecinos ya se quejaban. Este problema no era otro que la exagerada cantidad de palomas que residían en nuestra localidad. Aquello descolocó a los partidos tradicionales, hasta el punto de que entre ellos murmuraban mofas hacia la pregunta del concejal magenta. Algo lógico si te paras a pensar que poco o nada estaban acostumbrados hasta entonces, a que un concejal planteara los problemas cotidianos de los manzanareños en un Pleno Municipal. El equipo de gobierno, que sufrimos todos y que responde “dónde” cuando le preguntas por “cuántos”, hizo lo que siempre hace cuando se ven sobrepasados, atacar al anterior gobierno. Y a la pregunta del concejal de UPYD sobre el tema de las palomas, que recordemos fue el primero en plantear este problema en un Pleno Municipal, en lugar de responder con soluciones a dicho problema, respondieron abriendo un expediente al anterior Alcalde por unas facturas, que si bien pusieron de manifiesto la mala gestión que hizo el Partido Popular sobre el tema de las palomas, también puso en evidencia la falta de ideas y de reacción del Partido Socialista, ante la plaga que estaba sufriendo Manzanares y que a día de hoy seguimos padeciendo. 


Cuando el sabio señala la luna, los necios miran el dedo. Y aquellos que en su día tuvieron la oportunidad de acabar con el problema de las palomas al que señalaba Jerónimo Romero Nieva, vieron en el dedo del concejal de UPYD la oportunidad de atacar políticamente al adversario, en lugar de mirar más allá y ponerse a trabajar para solucionar un problema serio de salubridad y calidad de vida que nos afecta a todos. 



Pedro María Castellanos 
Tal vez se pregunten por qué he titulado el artículo así, “12 palomas” cuando en realidad la población de palomas es mucho mayor. La respuesta es sencilla. En el siglo XIX un excedente de uvas fue origen de la tradición de comerse 12 uvas para celebrar la entrada del año nuevo. Solo espero y deseo, que el excedente de palomas que sufrimos, no acabe instaurando una nueva tradición y nos veamos todos dentro de unos años, comiéndonos 12 palomas el día de nochevieja.

Pedro María Castellanos 

No hay comentarios:

Publicar un comentario