Suscríbete

jueves, 6 de julio de 2017

Imaginen que tienen la oportunidad de hacer realidad ese compromiso o cómo la zona azul ya no es tan mala. Artículo de opinión de Pedro María Castellanos



Reflexionen conmigo. Imaginen una causa por la que han luchado. Una causa en la que crean firmemente, por la que se hayan manifestado públicamente y con la que estén comprometidos. Tómense su tiempo, todo el que necesiten.


Ahora imaginen que tienen la oportunidad de hacer realidad ese compromiso. ¿lo harían? Imagino que sí. Pero no todo el mundo piensa como ustedes. A ver si adivinan. Retrocedamos hasta el año 2008. Estamos en noviembre e Izquierda Unida inicia una campaña bajo el lema “Zona azul en Manzanares, no gracias”. Un mes después, en diciembre de ese mismo año Miguel Ramírez, coordinador local de IU Manzanares, presenta en el Ayuntamiento de Manzanares una reclamación a título individual contra la iniciativa municipal de implantar la zona azul, que se suma a la presentada por su grupo político contra esta ordenanza. 


Pedro María Castellanos
Tras varias declaraciones y manifestaciones contra la implantación de la zona azul en Manzanares, Izquierda Unida de Manzanares, organiza en septiembre de 2013, un debate público para tratar lo que para ellos es sin duda un “problema” de nuestra localidad, la zona azul. Un mes más tarde, en octubre de ese mismo año y con su por aquel entonces coordinador provincial al frente, Miguel Ramírez, IU Manzanares inicia una campaña de recogida de firmas en contra de la instauración en nuestra localidad de la Zona Azul. Cuatro meses después, en febrero de 2014, Izquierda Unida de Manzanares pide, a través de una moción, la paralización de la puesta en marcha de la zona azul, hasta que se resuelva un recurso contencioso-administrativo que dicha formación presentó contra la ordenanza en el Tribunal Superior de Justicia de Castilla la Mancha ( el TSJCLM ) , ya que considera que el la exposición pública de la ordenanza reguladora de la zona azul en Manzanares “no tiene validez jurídica suficiente” además de contar con otras “irregularidades”.


Entre tanto, mientras el TSJCLM decide, pasa el tiempo y llega mayo de 2015, y con él las elecciones municipales. Izquierda Unida, tras algunos titubeos políticos, se presenta a las elecciones bajo el nombre de IU Ganemos y con el compromiso firme de suprimir la zona azul. Este compromiso se refleja en el punto 56 de su programa electoral. Programa gracias al cual obtiene la confianza de suficientes manzanareños como para obtener un concejal en el Ayuntamiento.  Ese mismo año, Izquierda Unida solicita al Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, que ejecute la Sentencia que anula una parte de la Ordenanza de la Zona Azul y por tanto la suspensión de la misma.


En agosto de 2015, el ya portavoz de Izquierda Unida (IU) en el Ayuntamiento de Manzanares, Miguel Ramírez, califica la modificación de la Ordenanza de la Zona Azul, como una “chapuza mayúscula”. Recordemos que aún era concejal de la oposición cuando hizo estas declaraciones. 


Siete meses después, en febrero de 2016, el Concejal de Izquierda Unida llega a un acuerdo de gobierno con el PSOE, que recordemos fue el primer partido político que impuso la zona azul en Manzanares y contra el que IU empezó su lucha, convirtiéndose así en parte del Equipo de Gobierno municipal.  Concretamente de la concejalía Movilidad, Sostenibilidad y Tráfico además de Vivienda.  Y es justo en este apartado de su programa electoral, donde aparece el ya citado y famoso punto 56, en el que se comprometía por escrito a suprimir la zona azul. Todo parecía apuntar a que
la zona azul en Manzanares tenía los días contados, puesto que aquel que desde 2008 llevaba pidiendo la supresión de la misma, presentando alegaciones en contra, denunciándola ante los tribunales, e iniciando campañas de recogidas de firmas, aquel que llevaba la eliminación de la zona azul como parte del programa electoral con el que pidió la confianza de los manzanareños, por fin había alcanzado el puesto desde el cual podría acabar este “problema” de la ciudad de Manzanares, como lo calificó en 2013.  Sin embargo, no ha sido así. A pesar de las fuerzas del destino que poco a poco consiguieron situar al máximo defensor de la idea de que la zona azul era un error mayúsculo, en el lugar y momento adecuados para poder enmendarlo, comprobamos que la zona azul sigue funcionando en nuestra localidad. Y no sólo eso, sino que ha puesto en manos privadas parte del control de la seguridad vial de nuestra localidad con un afán recaudatorio sin precedentes en Manzanares.


Al principio de este artículo les preguntaba, que si llegado el momento y tuvieran la oportunidad, harían realidad un compromiso adquirido. Ahora y tras leer lo anterior, les haré otra dos preguntas más ¿Qué pensarían de quien teniendo esa oportunidad no cumpliera su promesa? ¿Confiarían en él y el gobierno al que pertenece?
Pedro María Castellanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario